domingo, 13 de marzo de 2016

LECCION #299 ¿SABES REALMENTE A DONDE VAS?


A dónde vas, significa el futuro


Mi mentor me dijo, “Es una ilusión saber exactamente a dónde vas en tu vida o creer que sabes a dónde vas”

Lo que yo quería lograr cuando tenía 20 años, a los 30 era muy diferente.  Al casarme mis metas cambiaron, como hacia las cosas cambiaron y me di cuenta que ahora no solo podía pensar en mí, sino en mi familia.

“Lo que quieres hoy, no será lo mismo en el futuro.  Lo que quieres hoy poco a poco va ir cambiando”

La falacia de la ilusión, “Es que tú crees saber exactamente a dónde vas y creer que en el pasado sabias exactamente a donde ibas y creer que otros han tenido éxito en el pasado por saber a dónde iban”

Un turista que tiene tiempo limitado, digamos 10 días de vacaciones en un país nuevo, quiere conocer lo más posible que se pueda conocer en tan poco tiempo.  El turista tiene un “itinerario” para conocer todo lo que sea posible.

Pero nosotros no somos turistas, así que tomamos decisiones en cada paso que tomamos en nuestras vidas.  Revisamos y contemplamos nuestra agenda y lo que queremos, y así poder lograrlo.

Mi mentor compartió conmigo lo siguiente, “El error de pensar que sabes exactamente a dónde vas y suponer que conoces hoy cuáles serán tus preferencias en el futuro, tienen una conexión y es la siguiente”

Es la ilusión de pensar que los demás, también, saben a dónde van y que te dirían lo que ellos quieren, si sólo les preguntas.

Ahora, pregúntate, ¿Cómo sabes, que sabes lo que quieres en el futuro? 

Si sabes, es bueno: ¿Pero si no sabes? A la mejor puede que tengas una idea de lo que quieres.  Pero la mayoría de las personas no saben, porque no se toman el tiempo de preguntarse lo que quieren.

Te doy unos pasos que te ayudaran a enfocar lo que quieres:

Paso uno: Enfoca tus ojos en el premio.  Primero necesitas querer salir de donde estas, saber por qué quieres salir y que estás dispuesto dejar de hacer para logar lo que quieres.  Pregúntate como te sentirás al lograrlo. 
Paso dos: Crea una estrategia.  Si no tienes una, perderás tiempo.  Tómate unos minutos para pensar en las cosas importantes en tu vida.  No todas las batallas valen la pena luchar por ellas.  Asegúrate de que lo que quieres vale la pena.

Paso tres: Evaluar tu competencia.  Sabes lo que significa para ellos ganar. ¿Si sabes, sabes lo que pierden? ¿Si ganan qué obtienen? Si conoces los pros y los contras, te  harán un mejor negociador.

Paso cuatro: Ten un plan de contingencia.  Si lo que empezaste, no es como creías, necesitas estar preparado he intentar algo diferente.  Es como jugar ajedrez, tienes que anticipar.

Paso cinco: Planifica tu finanzas.  Ellas te dicen lo que es posible y te ayudan a planificar.

Paso Seis. Comparte con los que te rodean que serán los beneficios para ellos. 

Tus padres, ¿qué va a dar a cambio? Para tus profesores, ¿por qué deberían darle una A vs B? ¿Qué habilidad diversa vas a dar a otros? Amigos ¿Qué tiempo les das para mantener su relaciona largo plazo?

Paso Siete: Que es justo.  Sería buena idea preguntarle a tu papa algo en los últimos 2 minutos de partido de fútbol: ¡no lo es!  ¿Sera buena idea preguntarle a alguien por algo, cuando tú no has ni intentado obtenerlo por tu cuenta?

Paso Ocho: Asegúrate de que te has ganado el derecho a preguntar por algo que quieres.  No creo que sea una buena idea, preguntarle a tu madre prestado su auto nuevo después de que ella te pidió que limpiaras tu habitación 20 veces y no lo hiciste.

Paso Nueve: Estar preparado para dar.  Vas a necesitar hacer cosas en intercambio por lo que quieres.  Pueden ser cosas que no estarás dispuesto hacer, pero si quieres algo que te ayudará a obtener lo que quieres, necesitas estar dispuesto a hacerlo.

Paso Diez: Saber cuándo necesitas ayuda.  Estratégicamente solicitar la ayuda de familia, amigos y colegas.  El viejo dicho, "A veces no es lo que sabes, sino a quién conoces".  No tenga miedo en pedir ayuda.

Nunca le preguntes a personas lo que quieren (desean) o a donde quieren ir o a donde piensan a donde deben de ir o peor, lo que piensan lo que van a desear mañana (futuro).  Solo preséntales lo que es posible, como mi mentor me lo decía a mí y que ellos decidan.

Resumo con lo siguiente, lo que a mí me ayudó a navegar mi vida cuando no sabía a donde iba a llegar:

“Tuve la capacidad de tomar y asumir riesgos y el uso de las opciones que se me presentaban.  Practicaba de una forma racional, el de intentar y cometer errores, sin tener vergüenza de fracasar, intentar de nuevo y repetir el fracaso”.

He aprendido, que es mejor intentar, que no intentar nada en tu vida por miedo.
www.compreunmillon.com


1 comentarios:

Jorge Armando Arias Escobar dijo...

Aún hago Herbalife a tiempo parcial y mis negocios de lavado de vehículos y comidas están en crecimiento. No sé hasta dónde darles el tiempo y esfuerzo económico que necesitan o trabajar con más fuerza con Herbalife, creo que aún no creo fuertemente en la promesa y por eso dudo a veces.
Puede ser que me lo hayas dicho en una lección pasada pero agradecería una respuesta a éste dilema. Gracias
;)