sábado, 3 de diciembre de 2016

LECCION #352 APRENDE DE OTROS


“No Es Lo Que Aprendes, Es Que Tan Rápido Lo Aprendes”


Mi mentor me dijo un día, cuando aprendes por tu cuenta, es más lento, pero existen tres razones porque es más lento:

Se tarda mucho tiempo: aprender por sí mismo es más difícil y toma más tiempo,  meses o años de esfuerzos y a veces no ves los resultados que deseas.  Es simplemente un precio muy grande a pagar.  Piensa como puede que tu tiempo sea más productivo para ganar más.

Mentalmente es frustrante: el fracaso es un buen maestro, pero también puede hacerte sentir miserable, la clave es no rendirte y seguir adelante.  Recuerda que  “La práctica lo hace permanente”.

Consume tus recursos: tus esfuerzos que no te dan resultados, gastan tu tiempo, pero también otros recursos, como el dinero.  Lo peor, es que te desanima y no sabes si vas por buen camino.

Para aprender necesitas tomar riesgo y tener fracasos, pero cuando aprendes de otros, aprendes de la experiencia de otros.  Pero existen personas que no aprenden por dos razones:

  1. Creen que ya saben lo que se necesita para tener éxito. Por lo tanto, no piensan que es necesario aprender de los demás, o lo hacen sólo a medias. Eso es peligroso porque puede tomar años de esfuerzos sin ver resultados antes de que se den cuenta de su error.
  1. Aprender de los demás toma tiempo, pero es más rápido. Por ejemplo, es posible que necesites invertir horas en leer un libro, pero es tiempo que tienes que invertir. Cuando aprendes de otros, te ahorras mucho tiempo en vez de perder tiempo.
En mi libro “Compre un Millón” explico cómo salir de las     deudas más rápido. Cuando una persona lo lee, le tarda tiempo en entender como en su propia vida como aplicar lo que explico. Pero cuando yo se los muestro, es más rápido.

Lo Que Aprendí de otros

Aprender de otros me ayudó a nunca ver obstáculos o problemas, sólo vi situaciones que necesitaban soluciones.  Me encontré con muchas situaciones sin tener soluciones, pero por no rendirme o frustrarme, encontré las soluciones.  Al estar aprendiendo, cometí errores, aprendí de mis errores y seguí aprendiendo.

Empecé a mejorar porque quería ser implacable en ganar, implacable acerca de creer que no hay tal cosa como ser lo suficientemente bueno. Por eso seguí aprendiendo para seguir mejorando y al seguir, al seguir aprendiendo mejore y obtuve lo que deseaba.

No importa cuántas veces gana uno, siempre quise más y siempre estaba dispuesto a hacer lo que era necesario y más, para conseguir lo que quería.

Mi mentor me enseñó que ser Implacable, era nunca estar satisfecho, siempre estar avanzando para ser el mejor y luego ser todavía mejor.  Se trata de encontrar el coraje para llegar al siguiente nivel, incluso cuando el siguiente nivel todavía no existe.

Se trata de enfrentar tus miedos, deshacerte de los venenos que te garantizan que fracasarás.  No hay fracasos, solo lecciones.

Nunca pares, nunca pares de prepararte para que seas el mejor.  Aprendí que aprender de otros, era más fácil y no perdía tiempo.  Aprendía mas rápido.

¿De quién estas aprendiendo?
¿Qué te están enseñando?
¿Qué estas aprendiendo?
¿Estas poniendo en práctica lo que estas aprendiendo?
¿Qué resultados estas teniendo?
¿Estas avanzando o sigues en donde mismo?
¿Por qué no lo crees que te ayudará lo que aprendes?

Si no avanzas o no lo logras lo que deseas, ¿Qué te está frenando?

Lee y Aprende: la autoeducación es la mejor manera de aprender. La  autoeducación con un mentor, es todavía mejor.  “Así fue como yo aprendí, porque seleccionaba el tema que me interesaba y no el que me forzaban en la escuela

Encuentra un mentor:

1.  Aprendí de libros
2.  Aprendí de otros
3.  Aprendí de películas
4.  Aprendí de la televisión
5.  Aprendí de los deportes
6.  Aprendí de los técnicos del equipo
7.  Aprendí de fracasar
8.  Aprendí del rechazo
9.  Aprendí de mis sucesos
10.Aprendí de cuentos
11.Aprendí de autobiografías
12.Aprendí de la historia del mundo
13.Aprendí de perder
14.Aprendí de aprender cómo se aprende
15.Aprendí del surfeo
16.Aprendí de la repetición
17.Aprendí del miedo
18.Aprendí de lo que significaba el riesgo
19.Aprendí de mis padres
20.Aprendí de mis novias y amigos
21.Aprendí de mis hijos

Lo más importante de aprender de otros y tus experiencias, es que te pueden ayudar más rápido, te motivan hacerlo y a que hagas todo con confianza.

La clave es intentarlo, intentarlo y seguir intentandoNo importa lo que te ocurra cuando lo intentas, solo sigue haciéndolo, sigue haciéndolo.

1 comentarios:

Jorge Armando Arias Escobar dijo...

Gracias Greco, se aproxima el fin de año y me gustaría contar con la ultima lección que haces para reflexionar, ya cuántos años de las lecciones de Mi Mentor y a cuántos has ayudado, siempre agradecido, pero como dices tú, con mis hechos te agradeceré